Ad corpus

El ad corpus es un término empleado en el área de la compraventa de inmuebles, formando parte del contrato en el que se especifican las condiciones de las partes que se ven involucradas como una cláusula.

Ad corpus

Tiene un significado comercial, en el que la venta de un inmueble se realiza por un costo exacto que no presenta determinaciones de aumento. Esta cláusula consta de una figura de carácter jurídico de negocios y que con el paso del tiempo se ha convertido en un aspecto usado con gran frecuencia.

Significado de ad corpus

El término ad corpus es de origen latín y significa de manera literal “un cuerpo”. Su significado no se relaciona con la intención de su empleo, por lo que están aislados ambos aspectos. Es utilizado para efectuar la venta de inmuebles en el estado en que se observa, incluyendo las dimensiones que posee y las características físicas que presenta.

De esta manera, etimológicamente es una condición que hace referencia a la propiedad, la cual se adquiere tal cual como se observa siendo un objeto de venta y que de manera precia ha sido revisado por el interesado en efectuar la compra.

Cómo es la compraventa ad corpus

La compraventa ad corpus es un aspecto de gran importancia dentro de la industria de la construcción y de la contratación inmobiliaria, por lo que en los contratos de compraventa de inmuebles es usual observar una cláusula denominada “ad corpus”.

Esta cláusula indica que el bien inmueble que se está adquiriendo el precio no se basa en las dimensiones que posee, por lo que este se establece por las distancias y colindes. Una manera de decirlo es que el inmueble se compra por lote. Se vincula a de alguna forma a la satisfacción de intereses de modo individual que las leyes consideran que ameritan de protección.

Implicaciones de la cláusula ad corpus

Las implicaciones de la cláusula ad corpus hace énfasis en el impacto jurídico del costo del inmueble cuando se observan divergencias entre las dimensiones del bien en específico que pueden estar explícitas dentro del contrato ad corpus a diferencia de las que son reales. Entre las implicaciones se encuentran las siguientes:

  • Satisfacción de las partes implicadas
    Esta cláusula tiene como fin la búsqueda de la satisfacción del interés que están implicados, los cuales se considera que necesitan de protección. Se presentan desventajas fácticas al vendedor no poseer a su favor las técnicas y métodos que se ameritan para conseguir las dimensiones exactas del inmueble.

    Esto se puede deber a que no existen organismos catastrales en lugar o existen errores en los métodos empleados para la medición.

  • Resignación económica por defecto
    Según artículos del Código Civil de varios países se evidencia que el precio no se puede involucrar en la extensión del espacio, por lo que se pagará lo indicado por el vendedor, por lo que aun así se compruebe la extensión varía a la que se señala en el contrato.

    Sin embargo, pueden existir excepciones en la que la diferencia presentada supera el 10%, lo cual hace que se ajuste el precio de manera proporcional, ya que el precio se representa de forma alzada.

Cuál es la diferencia entre ad corpus y ad mensuram

Ad corpus y ad mensuram se diferencian por lo que son, ambas son cláusulas que se encuentran en los contratos de compraventa de inmuebles. Pero en ad corpus el precio del bien inmueble se establece sin importar las dimensiones que posea el lugar y en el caso de ad mensuram, el precio del bien se determina proporcionalmente en función de las dimensiones del sitio.

El término ad mensuram se tomaría como el contrario de ad corpus, ambos son de origen latín y se usan en la compraventa de inmuebles.

Ad mensuram se refiere a las acciones ventas que se hacen con fundamento en la medición exacta de la superficie que posea la propiedad, por lo que la venta se determina por el cálculo de metros cuadrados de la superficie, haciendo referencia a una cierta unidad. Mientras que la venta de ad corpus se refiere a la venta de un inmueble en el que el precio que se coloca no depende de una precisa unidad de medida que se emplea.

Preguntas Frecuentes sobre Ad corpus

¿Qué es el ad corpus?

Ad corpus es un término de origen latín que se emplea en los contratos de compraventa de inmuebles, con el fin de establecer una cláusula que determina el inmueble en venta se vende por un precio que no se vincula con los metros cuadrados que posee la superficie. Su significado es “un cuerpo”. Leer más

¿Qué significa ad corpus en un contrato?

Dentro de un contrato, ad corpus es una cláusula que establece que no importa el metraje que posee la casa, ya que el precio que se le coloca no se basa en ese aspecto.

Es muy común observar en los contratos la frase ad corpus, dentro del Código Civil se puede evidenciar como es un término totalmente jurídico que se puede utilizar sin problemas. Pues antes de efectuar la compra el interesado en la propiedad está consciente de la cláusula y además ya ha observado y revisado la propiedad que está adquiriendo. Leer más

¿Qué quiere decir ad Mensuram?

Ad mesuram es un término de origen latín que significa “a medida”, el cual también se usa en los contratos de compraventa de inmuebles como el término ad corpus. Pero este hace referencia a que el precio de la propiedad en venta sé establece por las unidades de medida que esta posee, por lo que cada metro cuenta en el precio de ella. Leer más

¿Qué significa que una propiedad se vende ad corpus?

Cuando una propiedad se vende ad corpus quiere decir que el precio que se le coloca no toma en cuenta el tamaño que posee dicha propiedad, por lo que una manera de verlo es que se está efectuando una especie de venta por lote.
Además, de que establece que se vende en el estado en el que se encuentra dicha propiedad, tanto con sus características físicas como con sus dimensiones, las cuales la persona interesada revisa antes de realizar la compra. Leer más


No se han encontrado entradas.